Que es y para que sirve Rosa de Mosqueta

Rosa mosqueta, una planta de grandes capacidades curativas y regenerativas

Actualmente, en el mundo existe una necesidad muy extendida debido en gran medida a la inmensa cantidad de agentes nocivos para la salud derivados de productos procesados, de recurrir a opciones alternativas en productos de origen natural. Esta afirmación no tiene que ver tan solo con la alimentación, también se refiere a la salud, el cuidado personal, etc. El resultado es que al exponerte a la gran cantidad de información que existe en la materia notarás que dichas alternativas son prácticamente infinitas y, en muchos casos, más efectivas que los métodos tradicionales.

En el campo de la salud y la alimentación son muchos los elementos de conservación utilizados que tienen un origen natural, entre otras razones, porque lo natural es puro y renovable. Y esa pureza es útil para asegurar lo que se ha mencionado, que es escapar de agentes nocivos perjudiciales para la salud en este mundo saturado de contaminación. En este caso, las bondades derivadas de las plantas representan un excelente recurso para cubrir algunas de tus necesidades alimenticias y bienestar.

Es tal la nobleza de la naturaleza que en ella puedes encontrar la comúnmente conocida rosa mosqueta, una flor que se presenta en sus más útiles variedades como lo son la Rosa Rubiginosa y la Rosa Eglanteria. Gracias a este arbusto de las rosáceas, desde tiempos inmemoriales el hombre ha encontrado una infinidad de usos, cada uno más beneficioso que el anterior para el bienestar general.

Perfilándose como una panacea, los usos tan variados de la rosa mosqueta van desde la implementación en cocina como estabilizante, conservante, como ingrediente esencial de dulces y mermeladas, hasta ser considerada incluso un potente antioxidante, diurético, antiarrugas, antienvejecimiento y cicatrizante de gran calidad. Es por estas y muchas otras razones que te resultará interesante conocer un poco más acerca de todos los beneficios que se obtienen de esta maravillosa planta y todas las formas que existen de aprovechar sus componentes.

Origen y localización de la rosa mosqueta

Debido a la necesidad de desarrollarse en climas fríos, templados y lluviosos, en relieves inferiores a los 2.000 metros, la rosa mosqueta se encontraba originalmente en países de Europa del este como Hungría, Polonia, el este de Rusia y el Cáucaso.

Gracias a la globalización y el descubrimiento de nuevos continentes, su cultivo se ha extendido a zonas de Asia como la India, el norte de África, Norteamérica y, masivamente, a Sudamérica, especialmente Chile, país considerado por unanimidad como el mayor productor y exportador a nivel mundial, reservándose el 75% de toda la producción.

Uno de los factores más importantes en torno al cultivo de la rosa mosqueta es que su capacidad de adaptación y cuidados menores le convierten en una planta de muy fácil conservación y reproducción. De hecho, puede encontrarse principalmente en estado silvestre en lugares para nada acondicionados para su crecimiento. Tomando nuevamente el caso de Chile, los cultivos de esta planta representan una gran cantidad de extensión, estando presente hasta en tres provincias diferentes, Valdivia, Osorno y Colchagua.

La planta puede llegar a medir 2 metros de altura, cuyos elementos de mayor provecho los representan tanto su fruto, de color rojo y forma ovalada, como su flor, la cual posee cinco pétalos y pueden ser de color rosado o blanco. Las semillas son otro elemento sumamente aprovechable de esta planta, siendo utilizadas en la obtención del tan reconocido aceite de rosa mosqueta.

Descripción y principales características

La planta pertenece a la categoría de los arbustos. Puede llegar a medir 2 metros de altura y presentar poca cantidad de flores agrupadas en corimbos de 3 a 4 flores rosadas o blancas con abundantes estambres. Las hojas, ovaladas, de color verde y de bordes dentados, se presentan de forma abundante en sus espinosos tallos y ramas.

El fruto es de color rojo intenso, de forma ovalada, cuyo extremo más alejado del tallo presenta formaciones semiespinosas de tonalidades oscuras. De este se extraen las semillas, las cuales representan uno de los elementos más importantes para acceder a los principales beneficios que el aceite de rosa mosqueta aporta para la salud, sobre todo en dermatología y cosmética.

Principales beneficios de la rosa mosqueta en todas sus presentaciones

Antes de mencionar sus principales beneficios, es necesario especificar cuáles elementos de la planta son aprovechados, así como los estados o presentaciones en las cuales puedes encontrar este útil producto natural utilizado en infinidad de afecciones en prácticamente cualquier parte el cuerpo.

Principalmente, tal como se ha mencionado, sus flores, frutos y semillas son las principales fuentes de preparaciones utilizadas en una gran cantidad de áreas. Uno de los usos más extendidos del fruto tiene que ver con la preparación en forma de infusión. Así pues, el té de rosa mosqueta se considera como un remedio natural útil para el tratamiento de los síntomas de resfriado, gracias a su alto contenido de vitamina C. De igual forma, dicha infusión actúa en el tratamiento de enfermedades renales, ya que es un potente diurético y antioxidante.

El té de rosa mosqueta es igualmente importante en el tratamiento de molestias digestivas, ya que sirve como laxante y digestivo. En términos más amplios, el té de rosa mosqueta también puede utilizarse como un efectivo analgésico y antiinflamatorio, contribuyendo así en el tratamiento de reumatismos o hidropesía. Cabe destacar que la infusión de rosa mosqueta es libre de cafeína, por lo cual puede ser un gran sustituto de la mayoría de bebidas calientes y evitar los efectos nocivos de la cafeína.

Los pétalos y su destilación

Al someter al proceso de destilación, los pétalos de esta planta curativa pueden dar origen a extractos conocidos popularmente como “agua de rosas”, la cual es una sustancia con cualidades antiinflamatorias, analgésicas y afrodisíacas.

En general, los pétalos de rosa mosqueta son utilizados con la misma finalidad que el fruto, ya que normalmente ambos son triturados para formar la materia prima de la infusión que ha sido mencionada algunas líneas atrás. Tal como se ha mencionado, dicha infusión posee propiedades curativas, analgésicas y antiinflamatorias, además de funcionar como antigripal, diurético, digestivo, entre otros. 

Las semillas y el aceite de rosa de mosqueta

Otro de los elementos importantes de la rosa de mosqueta, las cuales provienen del interior del fruto y representan más del 75% de su peso, son las semillas. Estas son de gran importancia pues a partir de ellas es posible extraer el tan aclamado aceite de rosa mosqueta, cuyas propiedades van más allá de todo lo mencionado acerca de sus pétalos y frutos.

Para obtener dicho aceite, las semillas de rosa de mosqueta deben atravesar por un largo proceso cuya fase principal, o al menos la más conocida es la fase de presión al frío. En el caso del aceite de rosa mosqueta, las aplicaciones, usos y beneficios son sumamente variados, por lo cual resultará necesario mencionar algunos de la siguiente forma.

Lista de aplicaciones y beneficios de la Rosa de Mosqueta

  • El aceite de rosa mosqueta posee capacidad curativa y regeneradora de los tejidos, especialmente la piel. Es por eso que es un efectivo cicatrizante que actúa, incluso, en la recuperación de la flexibilidad de la piel en zonas con cicatrices.
  • También, y gracias a su capacidad regeneradora, este aceite es excelente para mantener la piel rejuvenecida. Se ha comprobado mediante infinidad de experimentos, que el aceite de rosa mosqueta actúa en la inhibición de los efectos negativos de los radicales libres, de esta forma previene el daño celular y por consiguiente el envejecimiento.
  • Actúa en la atenuación de las manchas de la piel producidas por la exposición a los rayos ultravioleta y otros agentes, así como también manchas en la piel producto de cicatrices. Este aceite tiene capacidad de regeneración epitelial, es por eso que prácticamente cualquier mancha en la piel se ve disminuida y, en la mayoría de los casos, totalmente eliminadas.
  • Además de funcionar como regenerador del tejido en cicatrices, también cabe destacar que el aceite de rosa mosqueta funciona como acelerador del proceso de cicatrización.
  • Este puede aplicarse en el cuero cabelludo para combatir y prevenir incómodas afecciones propias de dicha zona como la caspa o la psoriasis. De la misma forma, ayuda a nutrir el pelo y a mantenerlo suave y brillante.
  • El aceite de rosa mosqueta es beneficioso para la circulación.
  • Ayuda a disminuir las arrugas o líneas de expresión, ya que gracias a su alto contenido de vitamina C y algunos ácidos esenciales como el omega 3, es capaz de producir colágeno.
  • También reduce y evita la aparición de estrías, llevándolas a una mínima expresión.
  • Al igual que en su efecto rejuvenecedor, el aceite de rosa mosqueta, al ser rico en vitamina A, sirve como un potente hidratante de la dermis, de ahí que muchas cremas para el cuerpo incluyan como ingrediente principal el aceite de rosa mosqueta.
  • Sus efectos regeneradores, analgésicos e hidratantes también ayudan como calmante para la piel, ya sea después de la depilación o al rasurarse.

Instrucciones para su uso en la piel

Cabe destacar que el aceite de rosa mosqueta, entre sus múltiples usos y beneficios, es posible aplicarlo directamente en la piel para el tratamiento de manchas, arrugas, estrías, cicatrices, etc. Es muy común su uso en áreas del cuerpo de mucha exposición a los rayos solares tal como la cara, brazos y la zona del escote.

Es importante resaltar que el aceite de rosa mosqueta puede utilizarse en su forma más pura o bien como parte de los ingredientes de algunas cremas especiales para el cuidado de la piel. De cualquier forma, el uso de este milagroso aceite es mucho más simple de lo que puedas pensar.

Lo primero será adoptar una rutina en la que asegures la aplicación periódica del aceite o la crema de aceite de rosa mosqueta, de manera que se mantenga una continuidad y puedas observar los resultados. Por las mañanas al despertar y luego del baño, con la piel limpia y seca, toma un poco de la crema o aceite con tus dedos y frota tu piel en la zona de tu cara más afectada por las manchas, arrugas o cicatrices, realizando movimientos circulares. De esa forma activarás la regeneración epitelial que se ve favorecida por las propiedades de la rosa mosqueta.

También puedes

Si lo que prefieres es utilizar el aceite o crema corporal no solo para tu cara sino también para el resto de tu cuerpo, el procedimiento que debes seguir será igual que el anterior. De igual forma, con la piel totalmente limpia y seca, toma un poco de la crema o aceite y frota con movimientos circulares en el área más afectada por estrías o cicatrices.

Al llevar a cabo este procedimiento de manera regular podrás observar cambios realmente notables. Quienes recomiendan este tratamiento hablan de una efectividad tan elevada que en muchos casos las manchas, cicatrices y estrías desaparecen por completo. Recuerda siempre consultar a tu dermatólogo antes de utilizar cualquier producto para la piel.

Instrucciones para su uso en el pelo y cuero cabelludo

A diferencia de muchos otros productos destinados especialmente para el cuidado del pelo y el cuero cabelludo, el aceite de rosa mosqueta es poco conocido para el tratamiento de distintas enfermedades de esta zona de tu cuerpo.

El tratamiento con aceite de rosa mosqueta para el pelo y cuero cabelludo te ayudará con problemas resequedad, pelo quebradizo, caspa, deshidratación por exposición al sol e incluso psoriasis. Cómo recordarás, el aceite de rosa mosqueta posee capacidad hidratante muy elevada gracias a su alto contenido de vitamina A y ácidos esenciales.

Los pasos a seguir para el tratamiento del pelo con aceite de rosa mosqueta son sumamente sencillos, simplemente debes tomar una cantidad prudente de acuerdo al volumen de tu pelo en tus manos y proceder a aplicarlo en tu cuero cabelludo y puntas del pelo, realizando masajes circulares durante algunos minutos. Luego de asegurarte que el aceite ha alcanzado exitosamente cada espacio de la zona tratada, deberás dejar actuar durante al menos una hora. Finalmente debes enjuagar y secar.

La rosa mosqueta y su uso en la cocina

Siendo una planta con semejantes cualidades curativas, regenerativas, antioxidantes e hidratantes, y siendo un producto natural utilizado en diversas áreas a lo largo de tantos siglos, no era de extrañar que uno de sus usos más importantes se encontrara en la cocina.

Son incontables las recetas que podrás encontrar en cualquier compendio de cocina europea, pues como recordarás, originalmente la planta se cultivaba en países de la Europa del este, para luego extenderse al nuevo mundo, África del norte y Asia.

En cocina son muy variados sus usos. Comenzando desde simples conservantes hasta ser incluso el ingrediente principal en muchas preparaciones tales como postres, dulces, infusiones y saborizantes.

Resulta lógico el empleo de la rosa mosqueta en la cocina, y no solo sus semillas, sino sus flores y el resto del fruto. Y es que así como se emplea en la medicina y en cosmética para tratar afecciones externas, la rosa mosqueta también actúa de forma positiva para aliviar diversos malestares internos.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado, y si le agregas la razón por la que es considerada el elixir de la juventud, las preparaciones con rosa mosqueta terminan por considerarse como muy positivas para el cuidado de la salud de, no solo niños y adultos, sino también de adultos mayores, quienes requieren más de sus propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras.

Realmente útil y práctica

En la cocina puedes encontrar también toda una infinidad de usos, como por ejemplo la elaboración de mermeladas, las cuales puedes utilizar para acompañar una buena cantidad de alimentos y la vez aprovechar todas sus bondades. Recuerda que es muy fácil cosechar esta planta, pues tiene capacidad de adaptación muy elevada.

Para aprovecharla, simplemente debes retirar hojas y espinas, de manera que puedas extraer el fruto y la flor. Al separar el fruto, tan solo debes cortar a la mitad y retirar la gran cantidad de semillas de su interior, de manera que puedas ponerlos a hervir, agregar azúcar y preparar una rica y nutritiva mermelada para sorprender en casa gracias al peculiar sabor ácido de la rosa mosqueta.

El uso ancestral de la rosa mosqueta es garantía de su eficacia

Como bien se ha comentado, la rosa mosqueta se ha utilizado durante siglos en gran parte del continente europeo en la medicina, cosmética y en la cocina. Sus propiedades tienen la capacidad de curar y prevenir ciertas afecciones de manera natural y sin ser perjudicial en otros aspectos de la salud.

Son sumamente variadas las presentaciones en las cuales podemos encontrar la rosa mosqueta, siempre mantenimiento sus interminables cualidades. Puedes, por ejemplo, consumir infusiones de rosa mosqueta con regularidad y mantener una buena salud gracias a los aportes positivos de esta bondadosa planta tales como ayudar a la digestión, controlar la presión arterial, limpiar las vías digestivas, hidratar, ayudar en el tratamiento de enfermedades renales y de la vejiga, etc.

Finalmente, de manera externa, el uso de distintas presentaciones del aceite de rosa mosqueta es un fiel aliado en la lucha contra las molestas manchas en la piel causadas por la exposición a los rayos solares, al igual que te ayuda a combatir las marcas en la piel causadas por cicatrices y estrías.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad