Mantén tu piel libre de arrugas con la ayuda de la rosa mosqueta

El cuidado de la piel es un factor sumamente importante a la hora de prevenir las señales de envejecimiento prematuro. Y para cuidar la piel de los efectos de agentes externos que aceleran la aparición de arrugas, lo mejor será que elijas el tratamiento con productos basados en plantas  medicinales  como la rosa mosqueta en todas sus presentaciones.

Confía en la naturaleza para mantener tu piel sana y joven

Las arrugas y líneas de expresión son síntomas del paso de los años en el ciclo vital de las personas, sin embargo, no siempre la causa de todas las arrugas tiene que ver con el envejecimiento natural, en muchos casos se trata de la pérdida prematura de algunas cualidades de la piel como la elasticidad.

Tanto la pérdida de elasticidad de la piel, como su falta de hidratación, la aparición de manchas, ojeras y la aparición precoz de líneas de expresión pueden ser consecuencias del fotoenvejecimiento, el cual se da por la exposición de la piel a cantidades exageradas de radiación solar. Además de la exposición prolongada a los rayos del sol, las arrugas pueden tener causas como un mal estilo de vida o una mala alimentación.

La piel necesita de una cierta cantidad de nutrientes, que además de encontrarlos en distintos alimentos, también pueden aprovecharse de maneras más directa en esas zonas más propensas a tener arrugas al utilizar extractos naturales de plantas medicinales como la rosa mosqueta. En particular, el aceite que se obtiene del fruto de la rosa mosqueta es uno de los aceites esenciales más formidable para rejuvenecer tu piel.

En su fórmula, el aceite de rosa mosqueta cuenta con ácidos grasos esenciales, con Omega 3, Omega 6, al igual que vitamina A, vitamina C y Vitamina E, entre otros. A pesar de intervenir en diversos procesos en el cuerpo, este aceite se destaca por sus buenos resultados en el cuidado de la piel, y no es de sorprenderse, pues este aceite es un potente antioxidante y restaurador de los tejidos.

Las claves del tratamiento antiarrugas con rosa mosqueta

Al igual que otros extractos de plantas medicinales para el cuidado de la piel y la prevención del envejecimiento precoz, los derivados de la rosa mosqueta actúan de manera muy eficiente en la regeneración celular, pero sobre todo en el aporte de antioxidantes y la hidratación profunda. Los picos de efectivas más elevados en el uso de rosa mosqueta para prevenir las arrugas los aporta el aceite que se obtiene de las semillas de esta planta.

Este aceite esencial puede conseguirse en estado puro o refinado. De igual forma, las propiedades de este milagroso elíxir no se ven afectadas en gran medida cuando de eliminar arrugas se trata. Así como puede aplicarse directamente el aceite, este también puede estar presente como parte de la fórmula de muchos productos de belleza y cuidado personal.

Los grandes beneficios del aceite de rosa mosqueta provienen de los ácidos grasos esenciales que contiene, de las vitaminas A, C y E y el Omega 3, 6 y 9. Específicamente, tanto la vitamina A como la vitamina C intervienen en el proceso de rejuvenecimiento de tu piel, pues mientras una aporta hidratación, la segunda influye en la estimulación del colágeno.

Se hace especial mención a la cantidad de colágeno en la piel, ya que este representa un elemento fundamental para mantener la elasticidad de la piel. En el momento que la piel pierde su capacidad elástica, esta comienza a tornarse flácida y llena de arrugas. Es por eso que gracias a las bondades de este aceite natural, tu piel puede mantenerse hidratada, firme, suave y cada vez más joven.

Cómo utilizar el aceite de rosa mosqueta para eliminar las arrugas

Es preciso recordar que la única forma de sacar provecho a las propiedades de la rosa mosqueta no es utilizando el aceite de forma directa en la piel. Aunque este es el método más efectivo, también puedes utilizar productos de belleza que lo incluyan entre sus ingredientes más importantes.

El aceite debes aplicarlo al menos dos veces por día, en la mañana y la noche, siempre con la piel completamente limpia y seca. Con tus dedos toma solo algunas gotas del extracto y comienza a aplicarlas en la piel más propensa a desarrollar arrugas, el cuello, la cara, manos, etc. Realiza movimientos circulares y masajea durante varios minutos y espera a que se complete el proceso de absorción.

La principal contraindicación es utilizar este aceite durante las horas de mayor contacto directo con la luz solar, pues el aceite de rosa mosqueta es fotosensible. Aunque puede prevenir el foto envejecimiento, no es para nada recomendable que lo utilices como protector solar. Recuerda siempre consultar con tu dermatólogo de confianza acerca de reacciones adversas derivadas del uso de este tipo de productos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad